Lista de remates de tu reforma integral

Aunque cada obra de reforma integral posee un encargado que supervisa minuciosamente el trabajo ejecutado y la calidad del mismo, siempre aconsejamos que el cliente realice un repaso final  de obra con la lista de remates o “punch list”. 

remates reforma integral

Una vez finalizada la reforma, se deberá comprobar este “check-list” que permita determinar que los remates se hayan ejecutado con la mayor precisión posible, de forma que nos aseguremos que se revisan todos los aspectos y, en especial, los acabados.

Podemos dividir el repaso por zonas, de modo que sea más fácil poder centrarnos en todos los aspectos.

En cada una de las estancias de la reforma (hall y zonas comunes, cocina, baños, salón y comedor si lo hubiera y las habitaciones) deberemos repasar los siguientes aspectos:

SUELOS

  • – Si el suelo es de tarima, písale y comprueba que está bien apoyada en el pavimento existente y que no cruja o se mueva.

  • – Comprueba que entre el suelo y el rodapié no exista una separación mayor de 2mm.

  • – En baños y cocina, si hay baldosas o si el suelo es de gres o terrazo, revisa si hay piezas rotas, o con algún desportillado en esquinas.

  • – Mira también si detectas algún movimiento en alguna de ellas, por leve que sea.

PAREDES

  • – Observa si existen humedades, manchas o desportillamientos en las esquinas o paredes.

  • – Mira si existen fisuras en las paredes.

  • – Comprueba que los tabiques estén rectos.

  • – En la pintura, chequea que no haya humedades, manchas de moho u óxido, descolgamientos, cuarteamientos, desconchados, bolsas o falta de uniformidad y que no es un color distinto al especificado.

  • – En alicatados, comprueba el mortero aplicado en esquinas de azulejos y centros de piezas golpeando con el nudillo.

  • – Verifica que no hay tonalidades diferentes en los azulejos ni las piezas, si están cortados o tienen fisuras o roturas.

  • – En alicatados no olvides comprobar que las juntas de las piezas no son más gruesas en algún momento.

TECHOS

  • – Verifica horizontalidad y planimetría.

  • – Observa si aparecen fisuras en el techo o manchas de humedad.

  • – Comprueba bien que no existan fisuras en los techos.

  • – Si el falso techo es de pladur, verifica que no se aprecien las juntas.

  • – Si el falso techo es desmontable, verifica el estado de la perfilería, los encuentros con los paramentos y el buen estado de las placas.

INSTALACIONES

  • – Verifica que los mecanísmos eléctricos estén nivelados, alineados y no torcidos, que no haya defectos en el perímetro y que funcionan correctamente. Comprueba que las bases de enchufe estén fijadas sin que se salgan al desenchufar.

  • – Fíjate que los puntos de luz estén situados correctamente dentro de la estancia.

  • – Comprueba que los radiadores estén nivelados todos a la misma altura, que su fijación a la pared sea correcta y posibles pérdidas. Fíjate en que no tengan arañazos ni golpes.

CARPINTERÍAS (VENTANAS Y PUERTAS)

  • – Abre y cierra varias veces y con suavidad ventanas y puertas. Si encuentras suciedad en el cerco, límpiala e inténtalo de nuevo.

  • – Observa detenidamente que los vidrios estén en buen estado, que no tengan fisuras ni en el interior ni en el exterior, y revisa el sellado.

  • – Observa que el cargadero de ventanas o puertas esté bien pintado.

  • – Comprueba muy bien que no existan desperfectos en los perfiles de las ventanas.

  • – Abre y cierra bien varias veces las persianas y verifica que funcionan.

  • – Observa que la cerrajería de los balcones y barandillas esté correctamente pintada.

PUERTAS DE ENTRADAS E INTERIORES

  • – Cierra y abre varias veces las puertas.

  • – Observa que las manillas y cerraduras no tengan defectos y que funcionan perfectamente.

  • – Comprueba si existen desperfectos: rozaduras, molduras en malas condiciones…

COCINA

En la cocina, además de estos repasos de suelos, paredes, carpinterías, puertas y techos, hemos de comprobar:

  • – Verifica la caldera y la salida de humos.

  • – Comprueba que el enchufe de la caldera esté correctamente colocado y que el cable tiene suficiente longitud.

  • – No olvides verificar que los mecanismos y desagüe no presenten fugas ni goteos.

BAÑO

En los baños además de los repasos de suelos, paredes, carpinterías puertas y techos, hemos de comprobar los aparatos:

  • – Llena el lavabo y el bidé: luego quita el tapón y comprueba que el agua sale rápidamente. Llena el tanque del inodoro dos veces; comprueba luego que se llena en menos de un minuto.

  • – Comprueba que la bañera y/o ducha esté sellada en su perímetro y no tenga ningún defecto.

  • – Verifica que los pies del lavabo ajustan perfectamente al suelo.

  • – Busca si existe algún hueco excesivo detrás del lavabo, inodoro o bidé.

  • – Comprueba que los mecanismos y desagües no tengan fugas ni goteos.

DORMITORIO

En los dormitorios, además de los repasos anteriores correspondientes:

  •  – Observa si el interior de los armarios empotrados, si los hubiera, está perfectamente rematado y limpio.

  • – Comprueba el cierre de puertas, tiradores y cajones si hubiera armarios empotrados.

Una vez repasado todo esto, puedes comunicar a tu asesor de Cubicup las incidencias detectadas tras la reforma, él las ordenará en listas para pasarlas al reformista y éste a los distintos oficios y que procedan a su arreglo.

Recuerda, aunque las empresas certificadas Cubicup  te ofrecen las máximas garantías en el desarrollo de la obra de reforma, es conveniente hacer este repaso final para poder dar la conformidad total antes de recibirla.

Y, ahora, ya sabes… ¡a disfrutarla!

remate final reforma integral de hogar

COMPARTE ESTA GUÍA DE AYUDA
Twitter Facebook Linkedin Mail Whatsapp