Código de buenas prácticas para reformistas acreditados por Cubicup

El objetivo principal de nuestro código de buenas prácticas para reformistas es llamar a la conciencia de los profesionales respecto a las conductas éticas que los clientes esperan del gremio, siempre siguiendo el principio de la buena fe.

Los principios y normativas establecidos traen beneficios tanto para los profesionales como para los clientes. También para los proyectos en general, ya que previenen situaciones conflictivas y mejoran la eficiencia en la resolución de diferencias.

Los puntos más importantes que tenemos en cuenta son los que cubren aspectos sobre prevención, resolución de problemáticas, la comunidad, los clientes y el cuidado del medio ambiente:


Tanto en la contratación del diseño del proyecto como en la adquisición de productos. De esta forma, los contratos buscarán un justo equilibrio, rechazando cláusulas abusivas e identificando claramente deberes y derechos.
Demostrando que el diseño del proyecto y la ejecución de la reforma se ha realizado considerando todos los elementos que garanticen una buena calidad.
Desarrollando una relación armónica y de confianza entre los actores involucrados mediante el adecuado cumplimiento de las exigencias en cada etapa.
Se incluyen todas las medidas necesarias para proteger la vida y salud de todos.
Las partes deben proteger el medio ambiente, incorporando medidas que delimiten las obligaciones y los mecanismo de control a utilizar.
La comunidad deberá saber la información general de la obra (actos, duración y etapas), y se debe mantener una adecuada comunicación con ella, siempre intentando minimizar las molestias que los trabajos pudieran ocasionar.
Mediación, conciliación, negociación y/o paneles de expertos, procurando solucionar de forma rápida y equitativa cualquier dificultad. En cualquier caso, se deberá comunicar a la plataforma Cubicup cualquier incidencia, ya que poseen técnicos cualificados en la resolución de conflictos.
Los equipos deben cumplir con las especificaciones y condiciones pactadas, proveer material de la obra de forma personalizada y a través de un protocolo de entrega, respondiendo así oportunamente a las solicitudes, consultas y/o reclamos que puedan surgir.
Las empresas acreditadas deberán cumplir la exigencia de ser responsables, eficientes y eficaces en su trabajo. No prescindir de la obra hasta que se haya finalizado. Además tendrán que mantener el orden y la limpieza en obra. Éste es un punto esencial y una exigencia por parte de Cubicup.

El seguimiento de estas normas, ayuda a la gestión eficiente de proyectos. En caso de ocurrir algún conflicto entre las partes involucradas, existe de antemano un mecanismo definido para actuar.

Además, obliga a los equipos a alcanzar acuerdos y dejarlos estipulados por escrito, transparentando los procedimientos a seguir en cada caso y creando una garantía de que los problemas tendrán una vía de solución.


Puedes descargar nuestro Código de Buenas Prácticas completo aquí: