fbpx

Cómo dar luz natural a una habitación sin ventanas

¿Tienes una habitación demasiado oscura y no sabes muy bien qué hacer con ella? No te resignes a utilizar ese cuarto como trastero porque te da la impresión de que no se le puede sacar más partido. Para ello te revelamos cómo dar luz natural a una habitación sin ventanas aplicando algunos sencillos trucos.

Cómo dar luz natural a una habitación sin ventanas

Tips para dar luz natural a una habitación sin ventanas

La iluminación natural en casa hace que los espacios se sientan más acogedores, por eso es una de las características mejor valoradas a la hora de escoger una vivienda. Tiene importantes beneficios:

– Crea sensación de amplitud y mejora la estética.

– Hace que el hogar sea más sostenible, ya que permite reducir el uso de recursos energéticos.

– Permite ahorrar dinero (encendemos menos la luz y la calefacción).

– Es bueno para la salud, porque hay menos riesgo de humedades. Además, la luz favorece un óptimo estado emocional.

– Aporta energía positiva y bienestar.

Todos lo tenemos claro: queremos una casa luminosa. El problema es que no siempre es posible, al menos no en todas las partes de la vivienda. A veces podemos conseguir luz solo en una parte de la casa. En ese caso, es necesario recurrir a trucos que pueden compensar las partes más oscuras de la casa, incluso en las habitaciones en las que no entra nada de sol. A continuación, te explicamos cómo dar luz a una habitación sin ventanas.

Blanco o colores claros

El color blanco es un gran aliado en habitaciones sin ventanas. Pintar las paredes de blanco o de tonos muy claros aporta luminosidad. Lo mismo a la hora de escoger elementos decorativos, siempre es preferible que sean en colores beige, blanco roto o pastel. Además, es recomendable que el mobiliario tenga un diseño minimalista, de líneas limpias y sencillas, lo que mejorará la sensación de amplitud y luminosidad. También hay que señalar que los suelos de colores claros (por ejemplo, tarima o laminados en blanco o gris muy claro), así como textiles en tonos pastel, pueden ayudar mucho a conseguir una estancia con más luz.

Reflejar luz

Otra forma de conseguir luz natural sin ventanas es jugar con reflejos, para lo cual se pueden colocar espejos en puntos estratégicos, para ir dirigiendo parte de la luz de las ventanas de otras estancias, hasta nuestra habitación sin ventanas. Además, al rebotar la luz, los espejos crean un efecto óptico de profundidad y amplitud, que mejorará visualmente la estancia.

Cambiar paredes por cristaleras

Este truco requiere hacer algo de obra, así que, si en algún momento se realiza una reforma en la casa, se puede aprovechar para hacer este cambio. Consiste en sustituir alguna de las paredes que están creando una barrera para la luz, por cristaleras. Otra alternativa es construir una ventana interior que permita que entre algo más de luz y aire. Es una opción muy interesante para cualquier estancia de la casa, incluso en cocinas. Si te gusta la idea, te invitamos a visitar nuestro artículo sobre paredes de cristal para ganar más luminosidad.

Ventanas falsas

¿Cómo iluminar un dormitorio sin ventanas? Hay un truco moderno, fácil y bastante económico: las ventanas falsas. Existen distintos modelos en el mercado y también en diferentes tamaños, para adaptarse a cualquier pared. Tienen un diseño como el de unas ventanas reales, con retroiluminación que simula luz natural del exterior. Además, son decorativas y aportan una sensación visual muy agradable. También hay diseños con paisajes que pueden transportarnos a otros lugares: la playa, la montaña, un fabuloso skyline… Hay para todos los gustos.

Tubos solares

Los tubos solares son una solución moderna y eficaz para iluminar habitaciones sin ventanas. Son conductos fabricados en aluminio, que captan la luz del sol y la transporta hacia el interior del espacio que se pretende iluminar. Son ideales para áticos y buhardillas, aunque también se pueden colocar en paredes. Este sistema tiene muchas ventajas, porque además de ser eficaz, es 100 % sostenible, funciona sin enchufes, y la instalación es bastante sencilla. Además, resultan bastante discretos desde el punto de vista estético.

Luz artificial

Aunque hay estrategias para dar luz natural a una habitación sin ventanas, a veces no queda más remedio que recurrir a la luz artificial para iluminar los espacios a los que no llega la luz del sol. Afortunadamente hoy día podemos encontrar un montón de soluciones con diferentes tonos, temperaturas e intensidades, de forma que podemos conseguir una iluminación muy parecida a la natural. Como recomendación, es mejor huir de lámparas grandes, tipo araña, y recurrir a lámparas de pie, luces empotradas o puntos de luz distribuidos por las paredes. Incluso podemos tener luces diferentes para el día y para la noche.

Ahora que sabes cómo dar luz natural a una habitación sin ventanas, es el momento de valorar cuáles son los trucos que más le convienen a tu hogar. Combina varias de estas ideas, en la medida de tus posibilidades, y crea un espacio más luminoso que puedas disfrutar tanto como el resto de la casa.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Quieres estar al tanto de subvenciones y ventajas?

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información que tenga que ver con subvenciones a reformas y actualizaciones de nuestras guías e ideas para tu reforma.