fbpx

Las 7 claves para hacer un vestidor en casa

Si tienes la suerte de tener una vivienda espaciosa y, tal vez, un dormitorio principal grande, hacer un vestidor en casa puede ser una opción muy interesante y atractiva para ti. Tener un vestidor en casa o pegada a la habitación principal tiene muchísimas ventajas, pero es importante planificar bien cómo será tu vestidor antes de ponerse manos a la obra y hacer una reforma para conseguir tu vestidor. Vamos a darte todas las claves para hacer un vestidor en casa.

vestidor en casa

1. Diseño y orden en casa

El diseño de vestidor es algo muy personal, cada uno de nosotros tenemos unas necesidades de orden diferentes en función a nuestro día a día.

Debemos preguntarnos para qué tipo de ropa lo vamos a utilizar, ya que no es lo mismo un armario vestidor de ropa de cama, que uno para nuestra ropa normal.

El lugar disponible para la integración de nuestro vestidor es otro elemento importante a la hora de establecer la composición ideal.

La mayoría de los vestidores se van a distribuir en forma de “U”, en forma de “L” o en línea a ambos lados dependiendo del espacio disponible. Muy a tener en cuenta sería dejar un sitio entre 80 o 90 centímetros libres para poder movernos con comodidad.

Nuestro presupuesto nos va a condicionar a determinar qué tipos de materiales vamos a utilizar como: pvc, diferentes tipos de maderas, DM, e incluso de obra; y qué tipo de complementos debemos añadir a nuestro diseño como: cajones, zapateros, baldas, cajas, tipos de perchas, barras, con puertas o sin puertas… Hechos a medida o no, los vestidores aportan orden y diseño a nuestro hogar.

Los vestidores hechos a medida y diseñados por interioristas hacen que nuestro presupuesto sea necesariamente más alto, pero tiene la gran ventaja de que lo realizan profesionales, teniendo en cuenta la ropa que utilizamos, los complementos, el espacio, luminosidad… es evidente que vas a sacar más partido a cada uno de los rincones.

Por otro lado, si somos nosotros mismos los diseñadores no hay que tener miedo, es un trabajo de optimización de espacios y creatividad, existen en el mercado muchos kit de diferentes medidas y tamaños con unas terminaciones de gran calidad y diseño elegante.

2. Qué tener en cuenta a la hora de elegir vestidor

Tanto si es un espacio pequeño como grande, un lugar aparte o si está integrado en nuestra habitación, lo más importante a la hora del diseño es tener en cuenta nuestra ropa: no es lo mismo meter pantalones, que chaquetas, que vestidos, camisas, abrigos…..

También hay que determinar cómo guardar la ropa, doblada o colgada. Un ejercicio muy práctico sería clasificar nuestra ropa por conceptos, ver el largo de las mismas y preguntarnos si nos gusta la ropa doblada o colgada (teniendo en cuenta que la ropa colgada ocupa más espacio pero siempre está a mano y planchada).

Este ejercicio ayuda a desechar aquello que ya no usamos y ordena nuestras ideas sobre el diseño a desempeñar.

Nuestro trabajo y aficiones, son también un elemento muy a tener en cuenta para el vestidor.

3. ¿Cómo organizar mi vestidor? La importancia de las medidas

Si nos preguntas qué medidas serían las adecuadas tenemos que responder que no hay medidas estándar, pero sí podemos establecer unos determinados parámetros:

▷ Empecemos por los altillos o parte alta del vestidor: dejaremos unos 50cm para objetos grandes tipo maletas, cajas, cestas donde guardaremos aquello que no queremos tener a la mano.

En la parte central, colocaremos ropa diaria y que usamos en nuestro día a día. Si es ropa larga 1,60cm nos permite tener ropa colgada y planchada que no se arrugue. Mientras que las chaquetas, faldas, camisas sería conveniente dejarle 1,05cm.

▷ Para la ropa más pequeña tipo ropa interior, accesorios, corbatas… dejaremos baldas y cajones, sus medidas dependen del espacio disponible que nos quede y de los distintos usos.

▷ En la parte dedicada al calzado o zapatero, no es necesario tener mucho fondo. Con unos 35 o 40cm sería suficiente, aunque sé es aconsejable ubicarlo en un sitio separado de la ropa o en la parte inferior del vestidor. Una solución muy práctica son las bandejas extraíbles.   

4. Vestidor abierto o cerrado, ¿Cuál elijo? Sus ventajas y desventajas

La decisión de poner un vestidor abierto o cerrado va a depender de diversas circunstancias, como el presupuesto, medidas disponibles, gustos, etc. Las ventajas e inconvenientes de uno u otro es algo que debemos valorar a la hora de diseñar nuestro vestidor.

Vestidores abiertos

🔻 Desventajas: Por razones obvias, el vestidor abierto conlleva dos elementos importantes que son el orden que debemos mantener y el polvo en suspensión que va a tener nuestra ropa. Aquí nuestra ropa tiene que estar como en un escaparate o revista de decoración. El vestidor queda como parte de la habitación.

☑️ Ventajas: Por otro lado, los vestidores abiertos son más económicos, dan más sensación de amplitud al espacio y son más cómodos a la hora de tenerlo todo a la mano. Lo habitual es que los vestidores abiertos estén en lugares más espaciosos que los vestidores cerrados.

Vestidores cerrados

🔻 Desventajas: Las puertas van a subir nuestro presupuesto, y suelen tener menos espacio y dar cierta sensación de que la habitación donde están es más pequeña.

☑️ Ventajas: Los vestidores cerrados le dan más personalidad al entorno y crean la sensación de tener otra habitación, y mantienen el orden. Protegen la ropa de la humedad, el polvo, pelos de mascotas, olores…

vestidor en buhardilla
Fuente: El Mueble

5. ¿Dónde ubico mi vestidor?

La respuesta a esta pregunta no es sencilla de contestar. Una habitación dedicada exclusivamente a vestidor en una zona a parte del dormitorio sería lo ideal, un espacio dedicado sin causar molestias a nadie a la hora de ir al trabajo y preparar la ropa.

El sitio a tener en cuenta para la elección debe ubicarse en la parte más cerca del dormitorio o entre el dormitorio y el baño, si está muy cerca del baño o dentro del mismo los materiales tienen que contar con resistencia a la humedad.

Tanto la iluminación como la ventilación deben ser un elemento muy a tener en cuenta a la hora del diseño, complementando la iluminación con luces LED en los estantes, sobre todo en los superiores. Estas va a aportar una sensación de amplitud, limpieza y orden.

La distribución del espacio disponible en una habitación vestidor tiene que ser a 2 o 3 paredes, utilizando adecuadamente las esquinas para obtener mayor capacidad de almacenaje y dejando una de las paredes libres. Este espacio nos sirve para movernos con comodidad, además si lo decoramos con un gran espejo damos a esta habitación una sensación de amplitud.

La elección de los colores claros y cálidos, estantes y puertas de cristal también es buena opción para aquellos vestidores más pequeños.

Si por el contrario tenemos un dormitorio principal muy amplio y con espacio suficiente para diseñar y decorar con un amplio vestidor, hay multitud de opciones y diseños creativos. Las formas y las zonas a elegir nos van a condicionar a rentabilizar el espacio al máximo y va a poner a prueba nuestra creatividad.

Podemos aportar elegancia y funcionalidad con la elección de algunos de estos complementos: una alfombra en el centro, un puff para cambiarnos los zapatos, una elegante lámpara, un tocador o zona de maquillaje…

6. ¿Cómo hacer un vestidor?

Tener una habitación como vestidor o vestidor integrado en nuestro dormitorio es tener un espacio polivalente donde el almacenaje está garantizado. El proceso de crear un vestidor va a conllevar que le aportemos a ese espacio nuestro estilo de vida, nuestras rutinas y necesidades.

En la actualidad existen diferentes opciones para hacer un vestidor, tanto a medida como a través de programas o aplicaciones que nos ayudan a optimizar nuestro espacio.

▷ A la hora de pensar en su diseño tenemos que ser muy prácticos y valorar cómo sacar el máximo partido en nuestro vestidor.

▷ Lo esencial es ver las medidas y la forma más adecuada para que cada centímetro de nuestro vestidor sea bien aprovechado.

Los accesorios que existen en el mercado para poder adaptarlos o hacerlos a medida. Ya hemos hablado de las diferentes opciones y las posibilidades que tenemos en el mercado.

▷ Los materiales y acabados, su color e iluminación.

▷ Tipos de prendas y cómo queremos guardarlas. Nuestros complementos y aficiones.

Todo esto es muy importante a la hora del diseño, como vemos las opciones son muy variadas todo dependerá de nuestro presupuesto.

7. Cuenta con la ayuda de profesionales

Como has visto, diseñar y construir un vestidor en casa, sobretodo si es un vestidor cerrado, conlleva bastante trabajo de planificación y de ejecución.

Aunque no es una reforma muy grande, la mejor opción siempre es contar con buenos profesionales para que no aparezcan sorpresas desagradables y puedas tener listo tu vestidor lo antes posible y en perfectas condiciones.

En Cubicup contamos con las mejores empresas de reformas, arquitectos y diseñadores para que consigas el hogar de tus sueños sin dolores de cabeza ni sorpresas. Puedes visitar nuestras secciones de reformas en Madrid, reformas en Barcelona y reformas en Valencia si quieres inspirarte con nuestros proyectos realizados.

Si quieres saber cuánto te podría costar tu reforma, empieza valorando tu proyecto en nuestra aplicación:

Valora tu proyecto
Suscribite a nuestro newsletter

¿Quieres estar al tanto de subvenciones y ventajas?

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información que tenga que ver con subvenciones a reformas y actualizaciones de nuestras guías e ideas para tu reforma.