fbpx

En qué consiste la dirección de una obra

Sin importar qué construcción se esté llevando a cabo, es necesario que actúen en la misma tres personas: el proyectista, el encargado de la dirección de obra y el director encargado de la ejecución de la misma.

Los dos últimos serán los encargados de que el proyecto se lleve a cabo de la forma correcta. Es decir, realizarán la dirección facultativa de la obra mano a mano.

Para tener claro a quién debes contratar cuando llega el momento de una reforma o construcción, en esta guía descubrirás la importancia del director de obra para sacar adelante el proyecto, que suele ser de forma general el mismo arquitecto que lo ideó.

dirección de una obra

Qué es la dirección de obras

La dirección de obras o dirección facultativa hace posible que un proyecto se materialice de la forma precisa, tal y como fue ideado en un primer momento por el arquitecto. Es decir, antes de que dé comienzo la obra.

Esta se lleva a cabo tanto por el director de obra, que forma parte de la dirección ejecutiva de la obra y de forma común es el arquitecto del proyecto, así como por el director ejecutivo, que lleva a cabo la dirección técnica de la obra y suele ser un arquitecto técnico ajeno a la constructora.

Obligaciones de un director de obras

Ahora que conoces un poco más sobre estos dos agentes tan importantes, también es preciso saber de primera mano cuáles serán las obligaciones con las que cuenta el director de obras de cara a que el proyecto se materialice del mismo modo en el que se ha ideado.

Titulación académica

El director de obra debe contar con la titulación académica y profesional que lo habilite como arquitecto para poder desarrollar el proyecto sin problema.

Verificación de la estructura

Por otra parte, también es el encargado de verificar la adecuación de la cimentación y de la estructura, siempre teniendo en cuenta las características geotécnicas con las que cuenta el terreno sobre el que se va a levantar la obra.

Resolución de contingencias

El director tiene entre sus obligaciones el papel de resolver cualquier tipo de contingencia que se dé durante la obra. Además, también debe incluir en el Libro de Órdenes y Asistencias todas las instrucciones necesarias que ayuden a que el proyecto se interprete como es debido. 

Realizar modificaciones

Como director de obra, este puede elaborar, si se lo pide el promotor o pidiéndole permiso, cualquier modificación en el proyecto que sea necesaria.

Encargarse de las certificaciones

Por otra parte, también debe suscribir el acta de comienzo de obra, así como elaborar el certificado de finalización de la misma. En este punto, será el encargado además de elaborar las certificaciones parciales y la liquidación final de las obras llevadas a cabo, incluyendo los visados si son pertinentes.

Elaborar la documentación

Por último, se encargará de elaborar toda la documentación sobre la obra que se ha llevado a cabo para dársela al promotor, de nuevo, con los visados si estos son necesarios.

Documentos obligatorios durante la dirección de obra

Así como los agentes tienen sus propias obligaciones, de acuerdo con la ley, también es necesario que toda obra cuente con una documentación obligatoria para que se pueda llevar a cabo sin ningún tipo de contratiempo.

En estos documentos destacan los siguientes:

Acta de replanteo o comienzo de obra: en ella se recoge el cumplimiento de todos los requisitos legales para proceder con la obra.

Libro de Órdenes y Asistencias: aquí se toma nota de las instrucciones para interpretar de forma correcta el proyecto, así como las necesarias para la ejecución de la obra.

Libro de Incidencias: su objetivo es llevar un seguimiento del Plan de Seguridad y Salud y debe estar siempre en la obra.

Libro de Subcontratación: aquí el contratista debe reflejar todas las subcontrataciones llevadas a cabo durante la obra en orden cronológico.

Certificaciones parciales: funciona como comprobación de los avances de la obra para ejecutar los pagos.

Liquidación de final de obra: su función es reflejar el estado económico final de la obra. Es decir, es la última certificación total.

Certificado del final de la obra: en el mismo, el director de obra y el director ejecutivo de la misma dan fe de que se ha cumplido la ley durante la obra.

Acta de recepción: es el documento que certifica que el constructor entrega la obra terminada al promotor.

Documentación de seguimiento y control: el director de obra y el director ejecutivo deben entregar al colegio profesional toda la documentación de la obra.

Eficiencia energética: documento donde se certifica qué demanda energética precisará el edificio que se acaba de construir para informar tanto al promotor como al futuro usuario del mismo.

Libro del edificio terminado: aquí se incluye el proyecto al completo, el acta de recepción, los agentes que han participado en la obra y las instrucciones de uso y mantenimiento.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Quieres estar al tanto de subvenciones y ventajas?

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos información que tenga que ver con subvenciones a reformas y actualizaciones de nuestras guías e ideas para tu reforma.