Ideas para renovar tu hogar: reforma tipo loft

¿Te has planteado transformar tu vivienda en un loft? ¿Tienes un local comercial y te gustaría convertirlo en tu vivienda? Conoceremos las ventajas e inconvenientes de una reforma tipo loft así como el mejor modo de afrontar la obra.

reforma tipo loft

Rehabilitar una vivienda o local para convertirla en un espacio abierto o loft no es una decisión que puedas tomar a la ligera. Es importante que sepas si es una decisión correcta según las circunstancias de tu vivienda inicial, según la normativa y según tu estilo de vida.

¿Qué es un loft?

Los lofts surgieron en Nueva York en los años 50, especialmente en las antiguas zonas industriales del Soho y Tribeca. Ahora, denominamos así a los espacios completamente abiertos y sin muros divisorios. Normalmente son altos y tienden a tener estética industrial, rememorando sus orígenes, pero ahora es ya habitual encontrarlos en otros estilos.

No todas las viviendas pueden transformarse en loft ya que depende de su estructura, del tipo de ventanas o de la altura libre. De igual modo, no siempre es posible reformar un local y convertirlo en vivienda ya que a veces la normativa urbanística no lo permite.

Ventajas de hacer una reforma tipo loft

A continuación analizamos cuáles son las ventajas que tiene y por qué tendrías que plantearte reformar tu vivienda o local para vivir en un loft.

Amplitud: Los lofts se caracterizan por tener un espacio abierto por todo el inmueble. Es decir, no existen las paredes entre unas habitaciones (salvo normalmente los baños) y todo forma parte del mismo espacio. Esto hace que la sensación de amplitud  sea mayor aunque pueda tener menos metros cuadrados que otro inmueble similar.

reforma integral
Foto via Bloglovin

Luminosidad: Muchos lofts tienen grandes ventanales y aunque no sea tu caso, no tener paredes hará que la luz llegue a todos los rincones que tendrán iluminación natural.

Versatilidad: Solo con cambiar los muebles o elementos más fijos de sitio podemos conseguir un ambiente totalmente diferente. La versatilidad es un plus cuando haces una reforma tipo loft. Podemos crear paredes móviles utilizando biombos o cortinas para dar intimidad cuando sea necesaria.

Un espacio para compartirlo todo: La superficie abierta hace que se puedan compartir más momentos en compañía. Si vives en pareja puede dar lugar a más complicidad o si vienen amigos a cenar pueden estar junto con quien cocina.

Permiten una decoración minimalista: En un loft los acabados suelen ser minimalistas y a veces están hechos con los mismos materiales de construcción del edificio. Este ambiente industrial combina con decoración minimalista y, por tanto, menos recargada y normalmente más asequible.

Inconvenientes que has de saber antes de convertir una vivienda en un loft

Si todavía no estás decidido a hacer una reforma tipo loft, conocer los inconvenientes es también muy importante. Un loft no es para todos y, de hecho, lo que lo caracteriza puede ser una ventaja o un inconveniente según quién lo mire.

Falta de intimidad: Con espacios abiertos la intimidad está comprometida y nuestro espacio privado está abierto para invitados o si compartimos el piso con otras personas. La opción de los biombos o cortinas es útil en momentos puntuales, pero no es adecuado si eres una persona muy celosa de tu intimidad.

Menos acogedor: Los lofts corren el peligro de ser espacios más impersonales y menos acogedores al tener una estética industrial y, generalmente, menos decoración.

Más difícil de calentar: Lo espacios abiertos hacen que calentar el loft en invierno sea más complicado. Si es una vivienda de dos pisos, el calor subirá al piso de arriba y el de abajo se quedará más frío.

reforma tipo loft
Foto vía AD

Transmisión de olores por la casa: A no ser que hagas una buena inversión en un extractor muy potente; si la cocina está en el mismo espacio que la sala de estar y la zona de dormir, puede hacer que la casa entera se impregne del olor de cocina. 

Como transformar tu vivienda en un loft

Para convertir tu piso en un espacio abierto necesitas de una reforma integral.

Una vez tirados los tabiques (ojo, no todos se pueden, consulta con un experto en estructuras para identificar el muro de carga) se trata de buscar un equilibrio entre espacio abierto y funcionalidad. Algunos de los consejos para reformar una vivienda y convertirla en loft son:

-Diseña la reforma de tu loft junto a un profesional que trabaje con planos que incluyan las tomas de luz y agua para saber dónde será mejor colocar los cuartos húmedos.

-Si, por seguridad estructural, debes mantener algún pilar o pared maestra, elige si prefieres camuflarlos o convertirlos en elementos decorativos.

Los muebles se deben utilizar como elementos divisorios. Puedes colocar muebles bajos para almacenaje y estanterías para separar de modo visual.

-Si tu techo es alto se puede construir un segundo espacio; normalmente para añadir una habitación superior. De ese modo se gana en intimidad aunque haya que añadir una escalera.

Foto vía Archdaily

-Si necesitas separar alguna estancia, puedes optar por puertas correderas para crear divisiones sin perder espacio. Aunque pintar no va a dividir físicamente una zona funcional de otra, sí puede ser una herramienta que visualmente ayude a distinguir dónde “acaba” una y empieza otra. Los cambios de pavimento funcionan de igual modo.

Piensa bien el estilo que quieres. Optar por ladrillo visto, tonos neutros y estética industrial es siempre un acierto pero no renuncies a otros estilos; solo necesitas planificarlo bien.

Consulta con un profesional cómo reformar tu loft

Por supuesto es importante que conozcas todas las posibilidades, la normativa urbanística y sepas cómo sacar el máximo partido a tu antigua vivienda o local si decides reformarlo para hacer un loft. Cuenta con nuestro equipo de Cubicup para asesorarte del modo más adecuado.


COMPARTE ESTA GUÍA DE AYUDA
Twitter Facebook Linkedin Mail Whatsapp