fbpx

Abrir una ventana en el patio comunitario, ¿cómo y cuándo?

Realizar una reforma siempre requiere de un correcto asesoramiento y estudio previo, ya que es importante que entendamos que existen unos límites, una serie de derechos a tener en cuenta para que nuestra obra se lleve a cabo sin ningún problema legales adicional. En este sentido, vamos a estudiar cuáles son los requisitos para abrir una ventana en el patio comunitario y te mostraremos los diferentes elementos a considerar en estos casos.

abrir una ventana en el patio comunitario
Foto vía Pinterest

Conoce cuáles son las zonas comunitarias de tu edificio

Las zonas comunitarias son aquellas que forman parte de un edificio y que son de propiedad de todos y cada uno de los propietarios.

En la mayor parte de casos, se trata de zonas específicas que han sido desarrolladas con el objetivo de realizar, por ejemplo, el mantenimiento del edificio, llevar a cabo las tareas de conservación, permitir el uso compartido para la instalación de calderas, aparatos de aire acondicionado, instalación de telecomunicaciones, ascensores y otros.

De igual manera, se consideran zonas comunitarias las fachadas, zonas de tránsito, portal, las escaleras, patios interiores y exteriores, jardines, parques, pozos y fosos, garajes y en definitiva, todo lo que forma parte del uso común de todos los vecinos.

Todo aquel vecino de la comunidad será propietario si ha adquirido una propiedad y cumple con los pagos y requisitos legales a los que esté obligado en función de lo establecido en su comunidad.

¿Hay que pedir permiso a los vecinos?

Para abrir una ventana en el patio comunitario, ¿tengo que pedir permiso a los vecinos?

Teniendo en cuenta las definiciones anteriores, podemos entender que los patios comunitarios son aquellos que forman parte de las zonas comunitarias o zonas comunes del edificio.

A menudo, estos patios tienen el cometido de facilitar iluminación a las zonas interiores del edificio, y cuanto más grande es el mismo, más importante se hace su instalación.

Sin embargo, en la mayor parte de casos, estos patios interiores se aprovechan por ejemplo como el lugar para tender la ropa, y en general, debido a su escasa accesibilidad, para realizar instalaciones que se quiera estén resguardadas y lejos de la visión general.

Dicho esto, nos lanzamos a resolver la duda acerca de si tenemos que pedir permiso a los vecinos a la hora de abrir una ventana en el patio comunitario: bien en los patios de luces o los patios interiores.

Esto es un tema bastante controvertido, ya que si bien es cierto que la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 17 nos indica dos aspectos clave que son:

Si la modificación se realiza para el disfrute común: como por ejemplo para mejorar o instalar nuevos sistemas de disfrute de todos como fotovoltaica, térmica, nuevas instalaciones de telecomunicaciones, etc., requerirá la aprobación de un tercio de los integrantes de la Comunidad, pero los costes no tendrán que repercutirse sobre aquellos que no hayan aprobado el proyecto. Éstos tampoco podrán aprovecharlo y, en caso de cambiar de opinión en el futuro, se podrán unir tras pagar su parte proporcional.

Si la modificación tiene como objetivo el uso específico de un vecino: como por ejemplo sería abrir una ventana en el patio comunitario o patio interior o en fachada, se requerirá de la aceptación de la mayoría de los vecinos, y en caso de no conseguirla, será un Juez el que pasará a determinar lo que proceda.

Pero siempre se realizará a partir del artículo 7.1 de la citada Ley, que indica que solo se podrán realizar las modificaciones en el caso de que no se altere la seguridad del edificio, su estructura y configuración, que no se altere su estado exterior y que no perjudiquen los derechos de cualquiera de los propietarios.

Abrir una ventana en el patio comunitario
Foto vía Pinterest

Consejos antes de abrir una ventana en el patio comunitario

Con esto ya tenemos más claro lo que hay que hacer antes de abrir ese hueco a los patios de luces, pero si no sabemos cómo seguir adelante o cómo realizar las solicitudes, lo mejor que podemos hacer es ponernos en manos de un Arquitecto profesional con experiencia en este tipo de trabajos.

De esta manera, tendremos la garantía de que podremos disfrutar de las máximas posibilidades y que, una vez que se ponga en marcha, todo irá según lo pactado y con el mínimo impacto tanto para nosotros como para los demás vecinos del edificio y colindantes.

Recuerda que de igual manera, se debe preparar un proyecto previo por parte de un Arquitecto profesional, el cual deberá cumplir con la Normativa específica de nuestra zona. Cuando ya esté todo previsto y preparado, será el momento de comenzar con las obras y contar con la mejor empresa de reformas de nuestro equipo Cubicup, con el fin de realizar la reforma en el menor tiempo posible y con lo mejores resultados con el fin de generar las menores molestias posibles a nuestro vecinos.

Para saber todo lo que debes de tener en cuenta para cuidar a tu comunidad de vecinos en el momento de una reforma, toma nota de todos los consejos que te facilitamos en nuestra Guía Administrativa “Reformar tu vivienda sin tener problema con tus vecinos”.

Como podemos observar, el proceso requiere de un estudio específico para cada caso concreto, de manera que os recordamos que en Cubicup contamos con los mejores profesionales que te ayudarán en todo lo necesario para conseguir que tu proyecto se haga realidad, solucionando aquellas dudas y dificultades que se puedan producir antes o durante su realización.


COMPARTE ESTA GUÍA DE AYUDA
Twitter Facebook Linkedin Mail Whatsapp