Consejos antes de comprar un piso para reformar

Comprar una casa para reformar no es una decisión que se puede tomar a la ligera. Os daremos algunos consejos antes de comprar una casa para reformar ya que hay que fijarse en muchas cosas para tomar la decisión correcta sin equivocarse y que eso suponga una mala inversión o una reforma más costosa de lo esperado. 

Comprar un piso para reformar

El mercado de segunda mano es muy amplio ya que mucha gente prefiere comprar una casa usada para poder rehabilitar a su gusto que no una nueva sin posibilidad de mejora. Además de que en grandes núcleos urbanos es casi imposible encontrar obra nueva asequible. Tanto si estás pensando en comprar un inmueble como vivienda habitual como si es para invertir o alquilar, estos consejos te ayudarán a saber qué factores tiene que tener en cuenta cuando estés buscando una casa para reformar

Comprueba el estado de la estructura si quieres comprar una casa para reformar.

Evidentemente, mirar el estado general de la vivienda es esencial, tanto si pretendes hacer una reforma menor como si deseas una reforma integral. Igualmente, es muy importante conocer el estado de la estructura y tener claro qué puedes y qué no puedes tocar y si hay que reforzarla (lo que supondrá un gasto imprevisto si no lo sabes). Si hay muros de carga necesitas saberlo ya que será necesario mantenerlos. Igual pasa con pilares que pueden estar justo donde hubieras querido un espacio diáfano. Por supuesto, comprueba si hay grietas o fisuras y consulta a un profesional para tener claro qué podrás tirar y qué no y, sobre todo, para que puedas saber si la estructura es estable o necesitará refuerzo. Si es una vivienda aislada, resulta esencial comprobar el estado de la cubierta ya que su rehabilitación, si fuera necesaria, es una partida económica elevada.

Comprueba el estado de las instalaciones si quieres comprar una vivienda para reformar.

Resulta fundamental conocer el estado de las instalaciones antes de comprar un inmueble de segunda mano para no llevarse sorpresas después. Si son de materiales obsoletos o están en muy mal estado es mejor saberlo de antemano para preverlo a la hora de hacer el cálculo inicial de la reforma. Es esencial saber dónde se encuentran las bajantes, saber en qué estado están las tuberías y la instalación eléctrica o de toma a tierra. Hay otros detalles como conocer la presión del agua que son útiles de conocer y requieren una simple inspección visual. Un profesional te ayudará a saber el estado real y a valorar si es mejor no cambiarlas o decidirse por cambiarlas si es edificio es muy antiguo o son muy obsoletas y darán problemas antes de lo esperado.

Conoce el número de ventanas y su situación antes de comprar una vivienda para reformar.

Es muy recomendable que cuentes el número de ventanas que dispone el inmueble, así como que tengas clara su distribución. Así podrás realizar el nuevo diseño de modo que haya el mayor aprovechamiento de luz natural. La posición de las ventanas es esencial a la hora de poder diseñar los nuevos espacios y estancias. Cuantas más tenga, más fácil será organizar tu hogar del modo que prefieras.

Conoce la orientación y hacia dónde da la casa antes de decidirte.

Ten en cuenta que la orientación de una vivienda es decisivo en el gasto energético. Así que es importante que la conozcas antes de decidirte por un inmueble para reformar. Si está orientada hacia el sur tendrás muchas horas de sol y ahorrarás en calefacción. Sueles ser la mejor orientación pero, ojo, depende de en qué ciudad estés: en el sur de España puede ser justo al contario en zonas muy cálidas donde se busca gastar el menos aire acondicionado posible.

Además, conocer dónde dan las ventanas de la vivienda es fundamental: si se encuentra en una vía principal y es exterior, probablemente sea muy ruidosa y te toque reformar con ventanas especiales para ruido, que serán más caras. En el sentido contrario, si es interior será más tranquila pero probablemente menos luminosa. Conocerlo será esencial para poder plantear la reforma sabiendo este condicionante tan esencial.

Reformar piso

Conoce la certificación energética antes de decidirte por un inmueble de segunda mano.

Conocer cuál es la certificación energética antes de comprar el piso de tus sueños para reformas es siempre una buena idea. Por una parte, si el resultado de la certificación es aceptable, serán buenas noticias: pondrás tu granito de arena a un mundo más sostenible. Si no, ya sabes que tocará mejorarlo con una rehabilitación que incluya medidas para que tu casa sea más ecológica: normalmente con una mejora del aislamiento o un sistema de calefacción más eficiente. Cuando lo hagas, vivirás mejor y además el inmueble se revalorizará. Además, las viviendas más eficientes suelen pagar menos impuestos o cuentan con subvenciones.

Mira la localización del inmueble si buscas una casa para reformar.

Es más importante de lo que crees conocer bien la zona del inmueble que vas a reformar para no tener sorpresas a corto y largo plazo. Un inmueble puede ser una buena o mala inversión según la zona en la que se sitúa. Un inmueble en el centro de una ciudad suele ser siempre un buen acierto y lo normal es que se revalorice. ¿Pero qué pasa con zonas más alejadas y barrios no tan céntricos? Pues depende y por eso es esencial saber cómo es el futuro de esa zona antes de arriesgarnos con una compra y reforma. Por ejemplo, acercarse al ayuntamiento y ver los planes urbanísticos nos ayudará a saber si la zona va a contar con todos los servicios e infraestructuras pronto. Por supuesto, es importante pensar en tus propias circunstancias personales y si tienes un trabajo fijo es mejor si puedes llegar fácilmente. Que tenga transporte público cerca es esencial para hacerte la vida más fácil y también aumenta el valor de la vivienda en el mercado.

Piso reformado

En una vivienda colectiva, conoce todos los detalles de zonas comunes.

Si estás pensando en comprar un piso, es decir, una unidad dentro de una vivienda colectiva, debes inspeccionar las zonas comunes: desde la fachada del edificio al ascensor, la escalera, los rellanos y todo aquello que pueda estar en mal estado y suponga en poco tiempo futuras derramas. Conviene informarse acerca de la antigüedad de la finca para tener más datos. Por supuesto, es fundamental conocer los gastos mensuales de comunidad y las posibles reformas pactadas con la comunidad de propietarios.

Manos a la obra: rodéate de buenos profesionales.

Si una vez mirados todos estos factores decides invertir en una vivienda, ¡enhorabuena! Falta que termines de negociar el precio (con algunos de estos factores claros te será más fácil) y, después, ponerte manos a la obra. Seguro que con la ayuda de un profesional tendrás la casa de tus sueños. Ya sabes, Cubicup está aquí para lo que necesites.


COMPARTE ESTA GUÍA DE AYUDA
Twitter Facebook Linkedin Mail Whatsapp