Bañera exenta: presume de cuarto de baño

Es difícil definir con precisión la sensación de llegar a casa y tomar un relajante baño después de un duro día de trabajo. Si para ti también es tu momento favorito del día, no cabe duda de que querrás llevar a cabo dicho ritual de la mejor manera posible. Por ello, te presentamos la opción de incluir una bañera exenta en tu cuarto de baño.

bañera exenta principal
Imagen vía Pinterest

¿Qué es una bañera exenta?

Llamamos bañera exenta a aquella que no está apoyada por dos de sus lados en una pared, como sucede con las tradicionales. Se puede definir como una de esas bañeras antiguas, con patas o apoyada directamente sobre el suelo.

Se suelen incluir en reformas de baño cuando deseamos que este tenga un aspecto lujoso. Una idea muy buena si vamos a optar por este tipo de bañera, es informarnos de si podremos ponerla en el centro de la estancia y no confinarla contra una pared. La idea primera es que la bañera sea el elemento principal del espacio, como sucede en la tendencia de baños con isla.

Ventajas de las bañeras exentas

Las bañeras exentas cuentan con grandes ventajas dentro de la disposición de nuestro baño. En primer lugar, según el modelo elegido, pueden aportar un toque antiguo y retro al espacio o todo lo contrario, convirtiéndolo en un rincón moderno y distinguido.

Contar con este tipo de bañera tiene el distintivo principal de la sensación de lujo que aporta. Al ser grandes y sofisticadas, se necesitan baños grandes y espaciosos para poder darle a la bañera exenta todo el protagonismo que se merece.

Otra de las principales ventajas que encontramos es que existe una para cada tipo de estilo. Es decir, no importa que seas un nostálgico o que desees apostar por un toque mucho más moderno y rompedor. Al fabricarse en diferentes estilos, a veces contrapuestos, podremos encontrar el modelo que mejor encaje con nosotros.

Cómo instalar una bañera exenta en tu baño

bañera exenta dormitorio
Imagen vía Pinterest

Si todas las ventajas te han convencido y deseas conocer cómo instalar una bañera exenta en tu hogar, lo resumiremos en cinco sencillos pasos para que te sea sencillo.

Elige el espacio

Antes de instalarla, debes elegir el espacio donde la vas a colocar. Es importante que esa superficie se encuentre nivelada, libre de humedad y limpia, pues será el soporte de la bañera exenta.

Comprobar la estabilidad

Una vez que la hayamos colocado en el lugar que determinamos para ella, es necesario comprobar que sus pies estén ajustados perfectamente y que esta quede en horizontal.

Instalar la grifería

Es la hora de instalar la grifería y el sifón. Una vez hecho esto, hay que conectar el sifón al tubo de evacuación del agua. Si no entiendes mucho sobre fontanería, esto es mejor que lo haga un experto en el tema. 

Verifica si hay fugas

Después de la instalación, otro paso importante y que muchas veces pasamos por alto es el de abrir el grifo y dejar correr el agua. De esta manera, comprobaremos de qué forma lo hace y si cuenta con algún tipo de fuga. En caso afirmativo, procederemos a solucionarlo cuanto antes.

Sellar los bordes

Por último, deberemos sellar los bordes de la base de la bañera con silicona al suelo para asegurarnos de que se fije a la perfección. El acabado aquí es importante, por lo que debemos procurar que el trabajo sea limpio y perfecto, cuidando cada detalle.

bañera exenta
Imagen vía Pinterest

Esperamos que te haya servido esta pequeña guía sobre cómo integrar una bañera exenta en tu hogar y que te hayas decidido a darle una oportunidad. Y, por supuesto, en Cubicup contamos con los mejores profesionales que te ayudarán en todo lo necesario para conseguir que tu proyecto se haga realidad.


COMPARTE ESTA GUÍA DE AYUDA
Twitter Facebook Linkedin Mail Whatsapp