Consejos para reformar un piso de alquiler

¿Estás pensando en reformar un piso de alquiler? Cuando piensas acometer obras de mejora, es importante saber cuál es el fin del inmueble. No es lo mismo que lo quieras vender o habitarlo, a querer usar el piso para alquiler. Hoy os daremos consejos para reformar un apartamento para alquilar.

reformar piso de alquiler

Piensa en qué tipo de inquilino quieres a la hora de planificar la reforma de tu piso para alquilar

A la hora de enfrentarte al proyecto de reforma de tu piso de alquiler, no es lo mismo que quieras que tu inquilino sea duradero, a que prefiera rotación. Es importante conocer quién será el usuario final para reformar un piso de alquiler del modo más rentable posible:

Puedes optar por preferir que el piso rote más: por lo tanto, renovar cada año. Además, puedes subir el precio si el mercado inmobiliario lo permite. Los estudiantes son una buena opción en ese caso y, además, puede que dejen el piso libre en verano. En determinadas ciudades esto puede ser muy rentable.

Por el contrario, puedes preferir estabilidad a largo plazo. Las familias que prefieran renovar por varios años, ya que tiene cerca su trabajo o el colegio de los hijos. Probablemente la rentabilidad sea menor, pero la seguridad lo compensa.

Puedes preferir un inquilino joven. Éstos aprecian que el piso esté reformado con gusto. O quizá prefieras inquilinos más mayores que deseen acabados más sencillos, pero una mejor accesibilidad.

reformas de baños

Según estos parámetros, y aunque la base de la reforma para alquilar sea la misma, puedes terminar de definirlos detalles. Saber en qué debes invertir más para focalizar el alquiler en tu inquilino predilecto. Es buena idea dejarse asesorar por un agente inmobiliario para identificar cuál es el mejor cliente y, por un profesional a la hora de realizar la reforma de la vivienda para alquilar. Según sea tu elección.

Imprescindible en cualquier reforma de piso para alquilar: un buen lavado de cara con pintura.

Para reformar un piso de alquiler, es importante dar un lavado de cara. Es quizá lo más económico y marca la diferencia de percepción del futuro inquilino. 

Una casa puede parecer mucho más espaciosa simplemente cambiando el color ( y quitando el gotelé, si es que todavía existe…) de las paredes. Optar por tonos neutros es siempre un acierto y, sino te decides por ningún color, el blanco nunca falla.

Marca la diferencia en la reforma de piso para alquilar: cambia el pavimento.

Respecto a cambiar el pavimento, si está viejo o gastado, es ya una reforma que conlleva su tiempo y su dinero. Pero si eso no es un problema, es una buena inversión de futuro para la reforma de tu apartamento de alquiler.  Será un cambio significativo. La madera y los pavimentos de gres son un acierto seguro.

Para cambios rápidos sobre antiguos suelos de baños o cocinas, puedes optar por pavimentos continuos que no exigen quitar el antiguo. Es un cambio rápido ya que pueden llevar solo de 2 a 3 días. Por ejemplo, puedes instalar un pavimento vinílico sobre el pavimento existente con amplias opciones de colores y texturas y, sin aportar peso extra.

reforma de un loft de alquiler

 Fundamental en la reforma de tu vivienda para alquilar: reformar cocina y baño

Los cuartos húmedos, es decir, la cocina y baño, son fundamentales a la hora de afrontar la reforma de tu piso de alquiler. Los inquilinos disfrutarán de las ventajas detenerlos renovados.

Puede ser integral, cambiando distribución y baldosas si realmente están muy viejos pero, si el piso está dedicado al alquiler, probablemente no quieras gastar tanto. Si es ese tu caso, puedes optar por, simplemente, actualizarlo. Puedes poner ducha en lugar de bañera, cambiar lavabo o el wc, pintar baldosas (con pintura  específica), cambiar la encimera o poner nueva grifería.

También te dejamos unas  ideas para reformar tu hogar, tu cocina y tu baño.

Pequeñas elecciones para que el piso reformado para alquilar entre por los ojos

Si decides reformar un piso de alquiler, lo mejor es dejarlo amueblado y decorado tras la reforma. Es importante invertir en algunos detalles decorativos. Marcarán la diferencia, como es el caso de cuadros nuevos, pequeños muebles, objetos decorativos y detalles como cortinas o alfombras.

reforma cocina

Póntelo fácil: simplifica y piensa en el mantenimiento

Piensa en el tiempo y presupuesto que te supondrá el mantenimiento de tu piso en alquiler tras la reforma a la hora de acometer las obras. Cuanta más simple sea la tecnología de la vivienda, más se reducirá el riesgo de averías y reparaciones. Piensa en la facilidad de sustitución. Por ejemplo, pavimentos montados en lugar de encolados, instalaciones vistas o muebles sencillos en cocina y baños. 

No te lo pongas complicado y ahorra en gastos después.

¿ Y si eres tú el inquilino y quieres reformar el piso para vivir más cómodo?

Si vives en un piso de alquiler y quieres hacer reformas, será necesario negociar con el propietario. La ley regula al respecto que, lo que cueste esas reformas, se podrá descontar del precio del alquiler. Debido a esto, con esas mejoras, el valor del inmueble se revaloriza.

Para que no haya discrepancias, lo ideal es que el propietario forme parte activa en la decisión del tipo de obra de reforma a realizar y firmar un contrato anexo especificando del modo más exhaustivo y con presupuesto.

Esperamos que este post os haya servido para responder todas vuestras dudas sobre como reformar un piso de alquiler.

Por supuesto, en Cubicup tenemos al mejor equipo para asesorarte en todo tipo de reformas que quieras realizar, ya sea en pequeños o grandes cambios.


COMPARTE ESTA GUÍA DE AYUDA
Twitter Facebook Linkedin Mail Whatsapp