Cómo evitar errores en la reforma de cocina

Lo tienes claro, y por cualquier motivo, quieres reformar tu cocina. Buscas mayor funcionalidad, comodidad, más luz, más almacenaje… y sientes que tu cocina podría estar más aprovechada de lo que está. Te decides, y optas por reformarla, pero… ¡no sabes por dónde empezar! te diré, que, por el principio, como con todo. Hoy te vamos a contar cómo evitar errores en la reforma de la cocina.

evitar problemas en la reforma

Recuerda que la premisa clave para cualquier reforma son tus necesidades, aquellas que marcan la diferencia, el diseño y la distribución de cualquier cambio. Pero en este caso, debemos añadir un extra; tus necesidades deben de ir de la mano de la funcionalidad y de la practicidad.

Crea una “check list” para evitar errores en la reforma de cocina

Para empezar, como decimos siempre, hazte con papel y boli. Crea tu lista de necesidades (considerada la consecuencia), la cual, te llevara a buscar una función para ser llevada a cabo (la causa).

Por ejemplo, apuntas una necesidad (la consecuencia): Me gusta desayunar en la cocina antes de ir al trabajo porque suelo ir con el tiempo justo”, y a continuación buscas la causa “Necesito poner una pequeña barra en mi cocina con un par de taburetes para desayunar por las mañanas”. Esta seria tu necesidad. La ley de causa y efecto.

Si hemos dado en el clavo con tu necesidad, aquí os dejamos algunas ideas de cocina abierta al salón y de cómo distribuir la cocina en vuestro proyecto de reforma de cocina que seguro que os servirán de guía.

Tu necesidad debe huir del error

En la reforma de cualquier cocina, o como consejo de diseño, debemos tener en cuenta que no es necesario tener armarios por todos lados, ni adornos que saturen el espacio. No es más practica una cocina cuantos más utensilios tenga; realmente debes comprar lo que vayas a usar o deshacerte de lo que ya no usas. Al final siempre terminamos metiendo todo lo que no tiene utilidad diaria o usas dos veces al año en el mismo armario.

reforma de cocina

Debemos distribuir con cabeza y de forma lógica el espacio que tenemos disponible para ordenar todos nuestros elementos. Por ejemplo, todos los utensilios de cocina deben de estar guardados en un sitio especifico… no dejes cubiertos, ni cazuelas a la vista, piensa que el polvo se posa en todos lados y luego vas a cocinar con ello.

Saturar la cocina con exceso de mobiliario puede llegar a ser agobiante. Se que te encantarán varios tipos de diseño, pero no te dejes llevar por todo aquello que te gusta; se exigente y decídete por un estilo u otro, o crea el tuyo propio, pero sin nunca olvidar que “menos es más”.

La distribución de nuestra cocina debe tener un orden lógico y funcional

Diseñar una estancia, como es la cocina, no es algo sencillo, exige analizar bien el espacio del que disponemos y en el que vamos a tener que incluir: Zona de almacenaje; zona de preparación y limpieza; y zona de cocción. A partir de aquí, todo irá rodado.

¿Conoces el sistema de diseño de cocinas llamado “Triángulo de trabajo”? ¿sí? ¿No? Lo conozcas o no te lo vamos a contar.

¿Qué es el triángulo de trabajo en la cocina?

Como hemos puntualizado anteriormente, la cocina tiene ciertas zonas específicas para cada función, pero con la condición de estar conectadas entre ellas; para ello, cada premisa actúa de vértice, y la línea que une cada vértice, hacen que se forme nuestro triángulo:

presupuesto reforma de cocina

La zona de almacenaje

Aquí entran: Frigorífico, armarios bajos y altos, cajones…

Nos gusta cocinar, tenemos elementos para hacer todo tipo de comidas, postres… El almacenaje es algo que debe ser estudiado sabiendo todo lo que tenemos y como queremos colocarlo.

Los armarios de cocina tienen sus pautas y exigencias, pero siempre adaptándose a tus necesidades; aun así, nunca es bueno abusar de exceso (ni de muchos utensilios ni de muchos armarios). El frigorífico es un elemento clave en la cocina, es aquel lugar de almacenaje para mantener los alimentos a la temperatura correcta y en buen estado para nuestro consumo.

Zona de preparación de alimentos y limpieza

Es el espacio en el que nos desenvolvemos para preparar nuestros platos favoritos. Es una zona compuesta por zona de lavado (fregadero) y un lugar de apoyo para servirte un vaso de agua.

Será primordial que esta zona este conectada con los otros dos vértices, ya que es el lugar donde podemos dejar las cosas y donde realizamos el “pre-trabajo” para realizar cualquier plato más o menos elaborado.

Zona de cocción

Donde cocinamos. Donde se sitúa la vitrocerámica y le damos el punto a un filete o a unas buenas lentejas. Sin zona de cocción, la cocina no sería una cocina.

¿Quieres saber más sobre el “triángulo de trabajo” en la cocina? Pues estate atenta o atento, porque en nuestro siguiente post vamos a adentrarnos en este tema de una manera más detallada.

Confía en un profesional

Esperamos haberte orientado para evitar errores en la reforma de cocina y que cuando plantees hacer esta reforma cuentes con los conocimientos previos. Evitar los errores comentados, tanto de distribución como de funcionalidad en la reforma de una cocina, pueden hacerte la vida más fácil.

Los reformistas que trabajan con Cubicup cuentan con una amplia gama de materiales e ideas pero, cuanto mayor claridad poseas en tu decisión, la obra será más rápida y estarás en mayor sintonía con la empresa de reformas. Además, puedes contar con nuestro asesoramiento continuo en la toma de decisiones para que tu reforma de cocina sea todo un éxito.

Autor

Laura Gutiérrez Martínez
Arquitecto Técnico e Interiorista.


COMPARTE ESTA GUÍA DE AYUDA
Twitter Facebook Linkedin Mail Whatsapp