fbpx

Tipos de puertas de paso

A la hora de realizar la reforma de nuestro hogar, debemos tener en cuenta algunos detalles para que todo el conjunto quede perfecto. Esto suele ocurrir con las puertas de paso, para las que solemos elegir el modelo clásico de puerta batiente. Pero existen muchas más opciones. Descubre algunas alternativas para darle un toque diferente a tu casa.

puertas de paso
Imagen vía Pinterest

Principal función de la puerta de paso

Una de las funciones principales de la puerta de paso es organizar los espacios de forma práctica y aportar intimidad a las estancias, cerrándolas al resto de la casa. A pesar de su importancia, no tenemos por qué elegir siempre una puerta batiente, ya que esta incluso puede tener sus desventajas.

Al elegir este tipo de puerta, corremos el riesgo de reducir de forma drástica el espacio, así como estorbar entre los muebles, ya que estos no siempre se eligen teniendo en cuenta dónde se ubicará la puerta. Por ello, es bueno tener en mente algunas alternativas que, además, le otorgarán a nuestro hogar un toque distintivo y moderno.

Tipos de puertas de paso alternativas a la batiente

La puerta batiente es la más común de encontrar en los hogares. Si deseas destacar, echa un vistazo a estas alternativas.

Puertas correderas

Las puertas correderas llaman la atención ya que son la alternativa a la puerta batiente más versátil. Permiten un sinfín de variedades y opciones, ayudando además a crear espacios mucho más diáfanos y dando una importante sensación de amplitud.

Algo bueno de las puertas correderas es que pueden ser todo lo grande que necesite el espacio, pues se les pueden añadir hojas para ajustarlas al hueco y que todo quede bien acabado. Son una de las opciones más elegidas en pisos o apartamentos pequeños o con decoración minimalista.

puertas de paso
Imagen vía Pinterest

Puertas plegables

Las puertas plegables están compuestas por un mayor o menor número de hojas, de acuerdo al espacio, que cuentan también con varias opciones de plegado. Cuando se encuentran plegadas también son una idea excelente para ahorrar espacio, por lo que es común verlas en sitios pequeños.

Otro de los motivos principales para elegir este tipo de puertas de interior es la facilidad que aportan para crear sinergia entre los ambientes, ayudando a dar una mayor visibilidad entre diferentes espacios. Una opción perfecta para separar, por ejemplo, un salón de un comedor.

Puertas pivotantes

Esta es una de las alternativas más modernas a la habitual puerta batiente. La diferencia principal es que este tipo de puertas pivota sobre un eje vertical que se desplaza del borde de la hoja entre 5 y 40 centímetros, dependiendo de sus dimensiones. 

Suelen ser elegidas en espacios amplios, ya que permiten cerrar grandes huecos haciendo uso de una única hoja. Es ideal para aportar limpieza visual al ambiente, pudiendo integrarse además de forma perfecta con la pared en apariencia y color.

Puerta integrada

Yendo más hacia la variante del diseño, una alternativa a la típica puerta batiente es elegir una integrada. Esta quedará perfectamente alineada con la pared o el muro donde quede colocada, aportando una sensación de continuidad que denota limpieza.

Una buena idea es colocarlas en espacios separados, como un dormitorio y el salón, para que no se note que entre ambos existe una puerta, creando la ilusión óptica de tratarse tan solo de una separación por medio de la pared.

puertas de paso integradas
Imagen vía Pinterest

Esperamos que estas alternativas a la puerta batiente más tradicional te hayan sido útiles. Siempre debemos definir bien el diseño de nuestro hogar, así como sus medidas, para saber qué tipo de puerta elegir. Y, por supuesto, recuerda que en Cubicup contamos con los mejores profesionales que te ayudarán en todo lo necesario para conseguir que tu proyecto se haga realidad.


COMPARTE ESTA GUÍA DE AYUDA
Twitter Facebook Linkedin Mail Whatsapp